5 secretos nutricionales

Vivir más años con calidad de vida es posible con la adopción de hábitos de alimentación adecuados

Consume alimentos que te den la energía, la fuerza y la resistencia necesarias para lograr una vida larga y saludable.

5 secretos nutricionales para una longevidad saludable

Franyelin Colina
Nutricionista y Dietista
Especialista en Metabolismo, Nutrición Renal y Microbiota Intestinal
ProAge Clinic

Una vida saludable comienza por una alimentación saludable

Las investigaciones más recientes señalan que no basta con hacer una dieta si se quiere alcanzar una sana longevidad.

Porque la meta no es sólo cumplir más años, sino vivirlos y disfrutarlos con calidad, con salud, activos y con energía.

5 secretos nutricionales para comer y vivir más y mejor

Las más recientes investigaciones coinciden en que la alimentación juega un papel protagónico en la ruta hacia una longevidad saludable. Pero ¿cómo saber qué comer para vivir más y mejor?

El primer paso es conocer las necesidades nutricionales reales de nuestro organismo. Y los últimos avances científicos permiten que podamos lograrlo de forma más precisa ya que ahora podemos basarnos en nuestra genética.

La Consulta de Nutrición se afianza en la información que se obtiene a través de las pruebas genéticas ProAge DNA Longevity.

Además de la entrevista con el paciente y los análisis de laboratorio a fin de conocer el estado actual de salud.

Con toda esta información sobre el paciente, se consideran las posibilidades, necesidades celulares, oportunidades y objetivos nutricionales. Conocer en profundidad cada caso brinda una base científica para el diseño “a la medida” de un plan de alimentación verdaderamente personalizado.

5 secretos nutricionales para una longevidad saludable

Las más recientes pautas nutricionales apuntan a cinco estrategias idóneas para alcanzar una longevidad saludable.

1/5 Los principios de la dieta mediterránea

La dieta mediterránea brinda todos los nutrientes que el organismo necesita.

Se basa principalmente en el consumo de alimentos de origen vegetal, verduras, legumbres, frutos secos y con moderación pescados, mariscos, lácteos y carnes blancas.

Aceite de oliva, pescados grasos como la sardina, el salmón, el atún blanco, destacan en esta dieta, por su aporte de grasas saludables.

Sin embargo, es importante destacar que aunque las grasas “buenas” son saludables, hay que cuidar las cantidades, y deben ajustarse a las necesidades nutricionales de cada persona.

2/5 Ayuno intermitente es uno de los 5 secretos nutricionales

El «fasting», también conocido como Ayuno Intermitente, es una de las alternativas nutricionales más modernas y estudiadas.

Estudios científicos avalan esta estrategia como una de las que mejores resultados otorga en el enlentecimiento del envejecimiento mediante la reducción de la oxidación celular y el consecuente envejecimiento prematuro.

Esta oxidación se puede controlar con el ayuno, principalmente en personas con resistencia a la insulina, con inflamación crónica presente en enfermedades cardiovasculares, cáncer y artritis reumatoide; con presión arterial alterada, colesterol desequilibrado y niveles altos de triglicéridos.

Personas con propensión a padecer enfermedades neurodegenerativas como Alzheimer y Parkinson, también pueden mejorar notablemente con el ayuno intermitente.

En el sobrepeso y la obesidad, el fasting puede ser una excelente alternativa, sin embargo, si el objetivo es la pérdida de peso, los estudios hechos hasta el momento demuestran que hacerlo proporciona prácticamente los mismos resultados que un plan de 5 a 6 comidas al día.

Si bien el ayuno intermitente tiene impacto favorable en la longevidad, hay que precisar tiene sus limitaciones, por ejemplo, pacientes con diabetes que tienen un esquema de insulina prescrito, patologías gastrointestinales como úlceras o gastritis, entre otros.

3/5 Dieta anti inflamatoria

Múltiples factores causan inflamación celular, desde el estrés crónico hasta el sedentarismo, la diabetes tipo 2, la hipertensión, la artritis reumatoide o hasta el cáncer. Controlarla es posible modificando nuestra dieta, dando prioridad a aquellos alimentos que permiten depurar y eliminar lo antes posible lo que el cuerpo no necesita.

Hay que poner la lupa en los alimentos pro inflamatorios: carbohidratos refinados, carnes rojas y procesadas o bien, grasas saturadas o trans.

Sabemos de alimentos que han demostrado ser altamente beneficiosos, como la cúrcuma, rica contiene curcumina, la cual posee un potente polifenol cuyo poder antiinflamatorio le ha merecido el apelativo de ibuprofeno natural.

Destaca también el azafrán, otra buena opción ya que su principal compuesto, la crocina, posee cualidades antiinflamatorias, antioxidantes y antiproliferativas. Las cerezas y frutos rojos como fresas y frambuesas contienen antocianinas, que alivian y previenen la inflamación celular.

Te puede interesar: Un intestino sano es la clave para una longevidad sana

4/5 Dieta basada en alimentos antioxidantes

Combatir los radicales libres que oxidan nuestras células y dañan los tejidos, es posible mediante una adecuada alimentación.

Los daños que los radicales libres ocasionan con el tiempo, se manifiestan en la piel y en el resto de los órganos, originando además algunas de las enfermedades crónicas que se asocian a la vejez.

Nuestro organismo cuenta con mecanismos para frenar el estrés oxidativo, que se ha identificado como la raíz de daños celulares que pueden llegar a ser irreparables.

Las vitaminas y los minerales antioxidantes neutralizan la oxidación celular, detienen el daño en los tejidos y ayudan a prevenir la aparición de las enfermedades relacionadas con la edad.
Una dieta rica en vitamina B2, vitamina C y vitamina E, además de ácido fólico, zinc, selenio y otros minerales, ayuda a mantener un organismo joven.

5/5 Protección de la microbiota

La microbiota intestinal (MI) es ahora una parte fundamental en el camino hacia la longevidad saludable.

La relación entre la microbiota y la longevidad sigue en estudio, pero ha sido íntimamente relacionada con la protección o daño celular dependiendo de su estado.

El control de los elementos que producen su inflamación, la protección de la barrera inmunológica y la preservación de la función metabólica se puede alcanzar con una alimentación saludable.

Hacer de la alimentación un hábito saludable y consciente puede determinar cuántos años viviremos y cuán sanos estaremos al final de nuestra vida.

La consulta de Nutrición no debe ser sólo para bajar de peso, debe tener la misión de aprender a nutrir nuestro organismo con lo que realmente necesita para llevar una vida ProAge, saludable y activa.

¿Te gustaron los 5 secretos nutricionales? Lee más contenido interesante en nuestro blog

0 Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

CONTÁCTANOS

No estamos en este momento. Pero puede enviarnos un correo electrónico y nos pondremos en contacto con usted lo antes posible.

Suscripción

sus_nombre(Required)

Log in with your credentials

Forgot your details?