Cómo mantenerse joven fuerte y saludable después de los 40 años biohacking

Hay muchas formas de desafiar la edad, y aquí hablamos de una de las más efectivas: el biohacking

Además, está al alcance de todos y promete ser la clave para una longevidad sana y activa.

El envejecimiento es un proceso natural, inevitable, que le ocurre a todos los seres vivos, pero el ser humano descubrió cómo mantenerse joven después de los 40.

Comienza a manifestarse en diferentes momentos de la vida y no hay una edad precisa en la que se pueda decir que comienza el envejecimiento. 

Muchos estudios sugieren que los primeros signos de envejecimiento pueden aparecer en tres etapas: a los 34, a los 60 y a los 78 años.

Si bien no constituye un proceso lineal y uniforme para todos, una de las manifestaciones más evidentes del paso de los años es la capacidad y funcionalidad de nuestros músculos y huesos, para que podamos seguir haciendo lo que hacíamos de niños: correr, saltar, trepar, gatear, subir y bajar escaleras. En fin, movernos con destreza, agilidad y seguridad, aún habiendo llegado a avanzadas décadas de vida.

Los músculos también envejecen 

A partir de los 35 años, la masa muscular comienza a disminuir de forma natural a un ritmo de alrededor del 0,5-1% por año. 

Este proceso, conocido como sarcopenia, se acelera después de los 60 años y puede provocar debilidad, fragilidad y un mayor riesgo de caídas y fracturas. 

Esta pérdida de masa muscular es un proceso que normalmente acompaña al envejecimiento, aunque también puede tener sus causas en deficiencias nutricionales y el uso recurrente de ciertos medicamentos. 

Cómo mantenerse joven con ejercicios de biohacking

“Yo recomiendo retar al organismo para que cambie su ruta hacia el envejecimiento. Hackearlo para que funcione de una manera más efectiva y duradera en el tiempo”.

Esto afirma la Dra. Katiuska Rivera, especialista en Longevidad y CEO de ProAge Clinic, centro de salud y bienestar con sedes en Caracas y en Quito.

Este biohacking, a través de una rutina de ejercicios de fuerza, permitirá prolongar ciertas funciones, que de otra manera, estaríamos perdiendo. Principalmente aquellas relacionadas con la destreza, la fuerza y el movimiento, explica la especialista en Longevidad.

Aunque no hay un ejercicio perfecto, lo mejor es combinar aquellas prácticas que ayuden a tener más flexibilidad, como el yoga y el pilates, con aquellas que permitan tener más resistencia, como la bicicleta, subir escaleras, levantar pesas, y los entrenamientos por intervalo. Lo importante es entender que no tienes que ir a un gimnasio para desarrollar tu masa muscular.

Dra. Katiuska Rivera

Cómo cuidar tus músculos

Los ejercicios de resistencia y fuerza consisten en realizar contracciones musculares contra una carga de peso, ya sea propio o externo. 

Cuando se lleva a cabo esta contracción muscular, se liberan moléculas y proteínas que van a la circulación, dispersándose por todo el cuerpo.

De esta manera, se estimula la síntesis de proteínas musculares y aumenta la masa y la fuerza muscular.

La fuerza es el secreto para mantenerse joven después de los 40

El ejercicio de fuerza fortalece los huesos y reduce el riesgo de osteoporosis, una enfermedad que debilita los huesos y los hace más propensos a fracturas.

También es fundamental para contrarrestar la sarcopenia y mantener la masa muscular a medida que envejecemos.

Adicionalmente, el entrenamiento de fuerza no solo aumenta el tamaño de los músculos. También aumenta la fuerza y la potencia.

Esto significa que en la edad avanzada, podríamos realizar actividades cotidianas con mayor facilidad, como subir escaleras, cargar la compra o jugar con los nietos.

Cómo mantenerse joven, con felicidad, movilidad y salud.

Ambos tipos de ejercicio, fuerza y resistencia, también son excelentes para el cerebro, ya que funcionan como antidepresivos, propiciando una resistencia al estrés  y mejorando la calidad de vida.

Además una suficiente cantidad de masa muscular permite no solo mantener la salud cardiovascular y proteger los huesos, sino  que además da la fuerza necesaria para tener autonomía en las actividades del día a día.

El resultado de una rutina de ejercicios de fuerza y resistencia siempre será favorable, y notaremos más la diferencia en el futuro, cuando disfrutemos de una longevidad sana y activa, gracias al comienzo oportuno de una vida ProAge de salud y bienestar.

También te puede interesar…

Biohacking: Reta a tu biología e impulsa tu longevidad

0 Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

CONTÁCTANOS

No estamos en este momento. Pero puede enviarnos un correo electrónico y nos pondremos en contacto con usted lo antes posible.

Suscripción

sus_nombre(Required)

Log in with your credentials

Forgot your details?